miércoles, 29 de marzo de 2017

2.016: El año de las Summer Bomb Busters (2 de 9).


Segunda entrega de este épico repaso a los más sabrosos y descacharrantes fracasos fílmicos de 2.016, acá en la Guillermocracia. Y va tocando repasar aquellas películas que se salvaron de la quema, que hicieron algo de caja, pero que aún así, no rentaron todo lo que se esperaba de ellas, sea que se lo merezcan o no. Así es que vamos con esas decepciones tibias que tuvimos en cines, en el segundo semestre de 2.016.

7.- La era de hielo: Choque de mundos (Ice Age: Course Collision).
  • Estreno en Estados Unidos: 22 de Julio de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 105 millones de dólares.
  • Recaudación total: 407 millones de dólares.
Con una recaudación superior en cuatro veces a lo que costó producirla, sin contar lo tirado a la basura invertido en publicidad, difícilmente La era de hielo: Choque de mundos califica como un desastre. Pero lo es desde tres puntos de vista. La crítica, que la utilizó de urinario. El público, que la utilizó de letrina. Y la comparación con las entregas anteriores, que demolieron urinarios letrinas taquillas allí donde y cuando se estrenaron. La primera hizo unos conservadores 383 millones de dólares, pero hablamos en 2.002, cuando todavía no se llevaba el cómputo de las películas que cruzaban la barrera de los mil millones de dólares en recaudación porque eran tan poquitas, y además, la franquicia todavía no era tal, y nadie sabía si iba a funcionar o no. Las siguientes hicieron 660 millones la segunda, 886 millones la tercera y 877 millones la cuarta. Hablamos por lo tanto de una entrega que recaudó menos de la mitad que cualquiera de las dos entregas anteriores. Aunque, ¿quién es el inteligente que se le ocurre enfrentar a una pandilla de animales parlanchines del Cenozoico en contra de un asteroide...? Es casi como si en una película de Batman, éste se dedicara a detener aviones estrellándose, cuando todos sabemos que ese es un trabajo para Superman. Pero como las franquicias hay que estrujarlas al máximo, es muy probable que en algún minuto veamos una sexta entrega. Sin embargo, los días de gloria de la fauna prehistórica parecen haber llegado a su fin. Salvo que, manotazo desesperado, la fauna prehistórica de pronto se convierta en superhéroes o algo... Que en esto hable la sabiduría del pueblo, porque en su minuto, nuestro amable lector Cidroq lo dijo mucho mejor que yo: "¡Ya chole con eso!, si la 4 pasó de panzazo, esta ya de plano implora que terminen el sufrimiento de los personajes". A lo cual yo añadiría, con mi característica cuota de acidez: En cuanto a los personajes... mátenlos a todos. Welles, Kubrick y Griffith en el Cielo reconocerán a los suyos.

8.- El especialista: Resurrección (Mechanic: Resurrection).
  • Estreno en Estados Unidos: 26 de Agosto de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 40 millones de dólares.
  • Recaudación total: 126 millones de dólares.
En 2.011, Jason Statham sorprendió a moros y cristianos con la película El especialista, el remake de un antiguo thriller protagonizado en su día por Charles Bronson. Por alguna razón, decidieron darle luz verde a una secuela, a pesar de que la primera costó 40 millones, pero recaudó apenas 76. ¿Tenían acaso que pagar una manda, los productores? Misterio. Pero esta secuela hizo bastante más que la original. A pesar de que tenía todos los mimbres para estrellarse. Porque... ya se conocen la cantinela. En el mercado interno de Estados Unidos, no hizo demasiada caja. ¿Y qué mercado propulsó la recaudación hacia arriba? Una vez más: China. Los chinos estaban tan ávidos de ver lo nuevo de Jason Statham, o quizás a una cada vez más otoñal Jessica Alba acompañando, que llevaron casi 50 millones de dólares a las arcas de esta película. En efecto: dos quintas partes de la recaudación de esta película, vinieron de los chinos. O de cómo lentamente el gigante chino está transformándose en el Hacedor de Reyes del cine hollywoodense, el grupo de consumidores que puede levantar o hundir una película en la taquilla. Tengan miedo, gentes de Hollywood: los chinos están despertando, y pronto irán a por ustedes. Debe ser por eso que la Disney está tan ansiosa de seguir su saga de remakes con actores de carne y hueso, o de hueso como Angelina Jolie en Maléfica, con un remake de Mulan...

9.- La bruja de Blair (Blair Witch).
  • Estreno en Estados Unidos: 16 de Septiembre de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 5 millones de dólares.
  • Recaudación total: 45 millones de dólares.
He aquí que el temido revival de la década de 1.990, ya está aquí: alguien pensó que era una buena idea seguir la historia de la bruja de Blair. Hace casi veinte años atrás, alguien tuvo la peregrina idea de rodar una película de terror en estilo de falso documental, fingiendo que era la película en realidad era la grabación encontrada en alguna parte; así, un poco de carambola, El proyecto de la bruja de Blair fundó de sopetón el moderno infragénero fílmico de las found footage, las películas que se venden fingiendo que son grabaciones caseras para darle más realismo al terror; aunque el género, por supuesto, lo consolidó Actividad paranormal, años después. Como la película hizo caja, sacaron una secuela, La bruja de Blair 2, que ya no era de found footage y por lo tanto se estrelló en taquilla y le dio carpetazo a la franquicia; las secuelas de Actividad paranormal no cometieron el mismo estúpido y lamentable error, por supuesto. Y así, cuando todos parecían haberse olvidado de la bruja... de golpe y porrazo, van y estrenan una tercera. Resultados: es la de recaudación más baja en toda la franquicia, y eso que hablamos de casi veinte años de inflación y dos burbujas financieras, la Punto Com y la de las Hipotecas Subprime, de por medio. Sí, recuperó con creces su inversión, pero ¿y eso qué? En 2.016, si hay un género fílmico que está viviendo una edad de oro, en términos de recaudación de taquilla e incluso a veces de calidad fílmica, ése es el terror. En el mismo año de El conjuro 2No respires y la tercera entrega de la franquicia de la Purga, La bruja de Blair se mandó un avionazo que de seguro la manda de nuevo a los infiernos del olvido... hasta que alguien decida en veinte años más que sería cool resucitarla, y vayan y perpetren una cuarta. O un reboot. Sí, chicos, es la inexorable ley de hierro de la vida: en veinte años, los veinteañeros y treinteañeros de ese entonces considerarán que esta década es cool. Junten miedo. Por cierto... el mismo 16 de Septiembre se estrenó otra película que sí fue un fracaso económico en toda regla. ¿Cuál? Sigan leyendo los sucesivos posteos de esta serie acá en la Guillermocracia, para enterarse.

10.- Miss Peregrine y los niños peculiares (Miss Peregrine's Home for Peculiar Children).
  • Estreno en Estados Unidos: 30 de Septiembre de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 110 millones de dólares.
  • Recaudación total: 297 millones de dólares.
Tim Burton, quién te ha visto y quién te ve. Resulta penoso observar que quien fuera otrora uno de los más audaces e innovadores cineastas, que nos regaló joyas de distinto calibre como BeetlejuiceBatmanEl joven manos de tijeraBatman regresa o Ed Wood, ahora se arrastra de manera penosa, tratando de ganar otra vez el respeto y la gloria de que alguna vez disfrutó. Después del exitazo de la mediocre Alicia en el País de las Maravillas, se desbarrancó con su adaptación de Sombras tenebrosas, fue ignorado por Frankenweenie, fue todavía más ignorado por Ojos grandes... y ahora estrenó esto. Una película que, nadie lo confesaba en voz alta pero se olía en el ambiente, iba a ser el punto de largada de todavía otra franquicia fílmica más, basada en una serie de libros para niños. Lo que tuvimos en los cines fue algo así como X-Men, la versión de Tim Burton. Aunque en lo personal, yo prefiero mil veces una mansión para jóvenes mutantes con poderes especiales administrada por Eva Green, que por Patrick Stewart. Nada en contra del venerable Patrick Stewart, una de las leyendas actorales de su generación, pero Eva Green es mucho más vistosa. Con franqueza, ésta la vi en el cine en su día, y de gustarme, me gustó, pero... no siento que mi vida hubiera sido una desgracia más allá del punto de reparación si es que me la hubiera perdido. O como nuestra amable lectora Seanna lo expuso de manera brillante: "Argumentalmente, nada que destacar, es la típica película para encumbrar la autoestima adolescente". Pero en términos de recaudación, nuevamente el mercado interno es la clave aquí. O la falta de él, mejor dicho. Porque en Estados Unidos recaudó apenas 87 millones, y todo el resto vino desde más allá de las fronteras. Y ya sabemos cómo se las gastan en los Estados Unidos que eligieron a Donald Trump como Presidente, respecto de las cosas que vienen de afuera. Por no haber, ni siquiera se han anunciado planes para una secuela. Pero en fin, peor le fue a Horizonte profundo, que se estrenó el mismo día y que, lo adelantamos, será otra de las llamadas para la gloria en esta serie de posteos, así es que Burton y compañía, puede que no estén ciento por ciento felices, pero seguro que respiran aliviados cada vez que miran hacia el lado.

11.- Inferno (Inferno).
  • Estreno en Estados Unidos: 28 de Octubre de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 75 millones de dólares.
  • Recaudación total: 220 millones de dólares.
Ya me puedo imaginar a los productores de las películas de Robert Langdon diciéndose: "Veamos. Adaptamos primero la segunda novela, y después la primera. ¿Cómo podemos seguir rizando el rizo? ¡Fácil! En vez de adaptar la tercera, adaptaremos la cuarta". Y así es como, diez años después de aparecer por primera vez Robert Langdon en el cine, y siete años después de la segunda y última vez en que lo sacaron a pasear con correa, regresó con la fuerza, o la falta de fuerzas, de Tom Hanks. Que venía de pegarse un estrellón cataclísmico con Un holograma para el rey, otra que aparecerá más adelante en esta serie de posteos, pero que tendrá oportunidad de redimirse con Sully, bajo la batuta del infatigable Clint Eastwood. La película se iba a estrenar en Diciembre de 2.016, pero con mucha sabiduría, los productores miraron el calendario y se dijeron que contra Rogue One, mejor que no. Y la anticiparon un par de meses. Casi como si olieran lo que se venía, decidieron estrenarla en el extranjero dos semanas antes que en Estados Unidos, porque les dio cuco ir contra Doctor Strange. Y tenían razón. En Estados Unidos, la taquilla fue infernalmente baja, y perdón por el chiste fácil: recaudó apenas 34 millones de dólares, y eso sumándole los ingresos de Canadá. Casi como si anticiparan lo que se venía encima, y se hubieran jugado la carta únicamente para ver qué pasaba, para esta tercera entrega recortaron brutalmente el presupuesto: de los 125 millones de El Código da Vinci y los 150 millones de Angeles y demonios, bajamos a apenas 75. Y la taquilla fue un horror: descendió desde los 758 millones de El Código da Vinci y los 486 millones de Angeles y demonios, a apenas 220 millones. No es un fracaso económico, técnicamente hablando, pero desde luego que es metafóricamente un descenso al inframundo, que hace muy difícil la idea de continuar con la franquicia adelante. Una lástima por Tom Hanks, porque si algo saben todos los actores de Hollywood por estos días, es que el pan nuestro de cada día lo pone sobre la mesa el protagonizar una franquicia exitosa, o más de una si es que se puede. El fracaso de Inferno significa que Tom Hanks ya no tiene franquicia propia, lo que significa que va a tener que trabajar un poco en lo que venga. En lo personal, me atrevería a sugerir el incluirlo dentro del Universo Extendido DC: me parece que todavía no tienen un actor que interprete a Calendar Man... Por cierto, ¿han notado que el fracaso de esta película fue tan notable, que nadie menciona que en ella la chica del héroe es Felicity Jones, que en Diciembre del mismo año iba a hacerla de oro en Rogue One, hablando de películas contra las cuales no querían que compitiera Inferno...

12.- Pasajeros (Passengers).
  • Estreno en Estados Unidos: 21 de Diciembre de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 110 millones de dólares.
  • Recaudación total: 295 millones de dólares.
Estrenar una película al mismo tiempo que Rogue One era de por sí un riesgo considerable. Que esa película además fuera una de Ciencia Ficción, cuenta como maniobra suicida. Pero Columbia Pictures se atrevió. A la película no le faltaba gancho. Es una película que intenta subirse al carro de la Ciencia Ficción inteligente, o sea, no es Space Opera descerebrada, ni fantasía espacial descerebrada, ni superhéroes descerebrados. Ya de por sí, el hecho de ambientarse en una nave espacial generacional es algo que no se ve en el cine todos los días. Además, cuenta con el reclamo de Chris Pratt y Jennifer Lawrence en los roles protagónicos, ambos nombres que más allá de algunos fracasos comerciales por aquí o por allá, tienden a ser valores más o menos seguros en la taquilla. Y la estrenaron, y... se desinfló como un globo. ¿A la gente no le interesa la Ciencia Ficción más seria, en el cine por lo menos? ¿La consideró simplemente previsible o aburrida? ¿Quedaron todos desfinanciados después de pagar la entrada para ver Rogue One en 3D? ¿No les gusta las películas con síndrome de Estocolmo? Misterio. El caso es que lejos de consagrarse como un clásico moderno de la Ciencia Ficción, como un intento de seguir la estela de la Ciencia Ficción sociológica y autoconsciente de la década de 1.970, la película hoy por hoy es el blanco de todas las críticas y mofas que apuntan a lo obvio: fue desafortunado vender como una fantasía romántica en el espacio, un film cuya premisa hubiera quedado mejor asentada si hubiera sido rodada como una historia de horror entre un stalker y su rubia y guapa víctima. Tan desafortunado como hubiera sido vender Alien de 1.979 como una historia romántica entre el bicho y Ellen Ripley, por ejemplo.

Y con eso terminamos el repaso de esas películas que consiguieron sobrevivir en la taquilla de 2.016, pero no resultaron los exitazos que se esperaba. O si lo resultaron, fue por mercados específicos: sí, hablamos de China aquí, ya debería haber quedado claro. O incluso reventando taquillas, costaron tan caro que su recaudación se siente como si no hubieran rentado nada. A partir de la próxima entrega de esta serie de posteos, viene lo realmente bueno. La carnaza. Las películas que sí se estrenaron de manera miserable en la taquilla de 2.016. Las verdaderas Summer Bomb Busters. Y como adelanto, diremos que la partida la da... Michael Bay, de entre todas las personas posibles. Porque en Hollywood ya no queda respeto por los dioses. Ninguno. Y desde la Guillermocracia, todavía menos.

2 comentarios:

Cidroq dijo...

JE, quedo inmortalizada la expresión ¡Ya Chole!. Esperemos las siguientes entadas, y tal parece que China invadirá el mundo por otro frente más, en un par de años todas las películas serán al gusto de China.

murinus2009 dijo...

De este grupo de cintas no vi ninguna.

La unica que me parece medianamente llamativa es: "El Especialista: Resurreccion", el resto... quizá si un dia salen en tv.abierta, no hay nada mas que ver y no aburren tras los primeros 5 minutos.

Las siguientes Entradas parece que se pondrán mejores.

Saludos a Cidroq y hasta pronto.

Related Posts with Thumbnails

¿Cuál miniblogoserie debería recibir primero una continuación en la Guillermocracia?