¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

¡La Guillermocracia te llama a las filas! ¡Vota, expresa tu opinión, cuáles son los mejores artículos que se han publicado en estos (casi) siete años de vida en línea! La encuesta se encuentra en la parte inferior de esta columna. ¿Más detalles? Pincha aquí. ¡Haz oir tu voz!

martes, 28 de marzo de 2017

2.016: El año de las Summer Bomb Busters (1 de 9).


El año 2.016 que acaba de pasar, ha sido uno realmente dantesco en materia de cine. Uno en el cual, el modelo de blockbuster basado en franquicias, guiones esquemáticos y películas de fácil llegada al mínimo común denominador, pareciera haber sufrido una severa crisis, quizás incluso el preludio de su final. El cine, los críticos, los cinéfilos y el público en general, nunca han sido reacios a hacer leña del árbol caído, pitorreándose a gusto en las películas estrenadas con bombos y platillos, y que han resultado sendos fracasos en taquilla. Sin embargo, lo verdaderamente nuevo aquí es el fracaso al hilo de varias sandías caladas, que oscilan entre la crónica de la muerte anunciada, y las más inesperadas sorpresas. Y por supuesto, aquí en la Guillermocracia no podíamos dejar pasar este agradecido filón para darnos un festín de sarcasmo a la vena, porque, ¡mirad!, así es como caen los poderosos. Y cuando todos los grandes se encuentren en el suelo, sobre un mundo en ruinas... ¡La Guillermocracia saldrá de su escondrijo, y conquistará la Tierra!

Pero por mientras esperamos nuestro momento para enseñorearnos sobre la Tierra, aquí en la Guillermocracia haremos un completísimo repaso a lo que ya se conoce informalmente como el Año de las Summer Bomb Busters. Y usamos la palabra repaso, en este caso, de la misma manera que los peruanos hablando de los soldados chilenos en la Guerra del Pacífico, o sea, pasando el corvo sobre el gaznate de los caídos en batalla para rematarlos. Porque casi todos los estudios sufrieron severos reveses, y sólo la Disney parece haber seguido profitando a lo bestia en la taquilla. Por ahora. Porque todos recordamos como apenas hace media década atrás, la Disney fue la que tuvo que bancarse los fracasos legendarios de John Carter y El Llanero Solitario...

Así es que, en esta serie de posteos vamos a repasar varios casos de películas que se estrellaron en la taquilla durante 2.016, o que se salvaron por los pelos, sin llegar a ser los grandes taquillazos que se buscaba que fueran. En orden de estreno masivo y comercial en los cines de Estados Unidos, que sigue siendo el principal mercado de estas películas... aunque cada vez más amenazado por la recaudación en China, que ha levantado o hundido películas, como tendremos ocasión de ver.

Dos advertencias, eso sí. La primera, que la recaudación bruta de las películas debe repartirse entre los cines, las distribuidoras, y la productora. Así, no basta con que la película recaude lo que costó para generar beneficios para los productores. Como los detalles de los contratos de distribución no suelen ser públicos, suele estimarse a ojo que la película debe recaudar el doble de lo que costó, para que éstos vean beneficios. O sea, por ejemplo, si una película costó 100 millones de dólares, y la productora invirtió 50 millones más en publicidad, la misma debería estar recaudando unos 300 millones de dólares para que los productores, que son quienes la financieron, empiecen a ver beneficios. Es por eso que a veces puede parecer que una película hizo una taquilla decente por recaudar el doble de lo que costó e incluso mucho más... y aún así ser considerada un fracaso económico en toda regla. Una de esas películas consideradas como fracasadas fue, de hecho, una de las diez que mayor recaudación obtuvo en 2.016... y aún así fue un fiasco de taquilla. Ya veremos cuál, y por qué.

Y la segunda advertencia. Por razones obvias, no me he visto todas estas películas. Ni la mayoría. Algunas ni siquiera llegaron a estrenarse por estos lares. De manera que en el grueso de los casos, voy a tener que fiarme de noticias externas. De manera que si alguno de ustedes, pobres almas incautas, llegaron a ver las películas de la lista, entonces se agradecen los comentarios sobre las mismas en... la sección de comentarios, perdonen lo obvio. Ahí pueden ir dejando notas acerca de si eran películas para reivindicar que fracasaron por ser propuestas no demasiado comerciales, o por pura mala suerte. O si de verdad se merecían el batacazo que se llevaron.

Pero antes de ir a lo verdaderamente substancioso, o sea, las películas que se estrellaron bien estrelladas en contra del suelo de la taquilla, partiremos de manera un poco más tibia. Con las películas que técnicamente no resultaron un fracaso económico porque sí hicieron caja, y sí recuperaron sus costos, y sí arrojaron ganancias, o así parece haber sido el caso, a lo menos. Pero que de todas maneras, por ser las películas que eran, siendo las secuelas que eran o basadas en las franquicias que eran, se esperaba mucho más de ellas. Nos referimos a películas que aunque no significaron pérdidas, tampoco ganaron tanto como para que los productores se arriesguen de inmediato a sacarles secuelas, precuelas o spin-off. Decimos de inmediato porque ya sabemos cómo funciona esto en Hollywood. Si una película fracasa, pues se deja pasar el tiempo y se saca un reboot. Y si no funciona, se saca otro. Y otro. Y otro más. Hasta que funcione. Así es que, vamos a partir con las películas que no fueron técnicamente fracasos, pero tampoco fueron los éxitos glamorosos y rutilantes que se esperaba. Y después de eso... lo bueno. La carnaza. Las películas que sí acabaron estrellándose los dientes contra el suelo. Disfruten el desfile.

1.- La quinta ola (The Fifth Wave).
  • Estreno en Estados Unidos: 22 de Enero de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 38 millones de dólares.
  • Recaudación total: 110 millones de dólares.
El año se abrió con el primero de dos recios golpes en contra de la receta mágica que mezcla adolescentes metidos en triángulos amorosos por un lado, con elementos sobrenaturales o de Ciencia Ficción por el otro. La fórmula que inventó Crepúsculo en 2.008, y que después han seguido cosas como Los juegos del hambre o la saga de Detergente Divergente. Esta vez se trató de la adaptación de la primera novela de una trilogía en que los extraterrestres invaden la Tierra, y los adolescentes metidos en un triángulo amoroso tienen que plantarle cara para detenerla. Creo que esta película me gustó más cuando se llamaba Amanecer rojo y la había rodado John Milius, pero con rusos y cubanos en vez de extraterrestres. Al menos, Amanecer rojo vendía los menestrones gracias a lo pechopalomos que se veían los protagonistas gritando "¡Wolverine!". Para sacar adelante este proyecto, el mismo entró en una relación simbiótica con la actriz Chloë Grace Moretz: ellos obtenían una actriz joven, guapa, talentosa y con cartel que ayudara a vender el producto, y a cambio, ella se labraba la posibilidad de consolidarse en definitiva dentro de la primera línea de jóvenes famosas de Hollywood, además de asegurarse un cheque con su propia franquicia, como Jennifer Lawrence antes que ella. Y... no sucedió. ¿Mercado saturado de la receta mágica que mezcla adolescentes metidos en triángulos amorosos por un lado, con elementos sobrenaturales o de Ciencia Ficción por el otro? ¿La película era directamente nefasta? ¿Mal cálculo respecto de la fecha de estreno? ¿Marte y Venus mal alineados en la carta astral? He aquí el siguiente gran debate que la Historiografía mundial habrá de resolver, luego de las acerbas polémicas en torno a por qué Hitler perdió la Segunda Guerra Mundial, por qué cayó el Imperio Romano, si el Cristianismo ha sido una fuerza para el bien o el mal en el mundo, o si Han Solo disparó primero. Y para el registro: Han Solo sí disparó primero. Ignorantes.

2.- Londres bajo fuego (London has Fallen).
  • Estreno en Estados Unidos: 4 de Marzo de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 60 millones de dólares.
  • Recaudación total: 206 millones de dólares.
¿Sabían ustedes que Gerard Butler rodó un remake no oficial de Duro de matar de Bruce Willis, pero ambientada en la Casa Blanca? Se llama Ataque a la Casa Blanca, y data de 2.013. La película resultó un éxito un tanto menor, pero aún así, decidieron darle luz verde a una secuela. Que es un remake no oficial de 24: Vive un nuevo día, pero con Gerard Butler en vez de Kiefer Sutherland. La película ayudó a consolidar el triste estatus de Gerard Butler como nuevo hazmerreir de Hollywood, más o menos un mes después de su rol como villano en Dioses de Egipto, que lo vamos anticipando, es una de las llamadas para la gloria en esta serie de posteos. Y en la actualidad está rodando una película de catástrofes llamada Geostorm, de Dean Devlin, que produjo El día de la independencia, aunque no la dirigió como sí lo está haciendo ahora, porque no hay abismo suficientemente hondo si es que se puede caer todavía más profundo. Y nosotros que lo respetábamos tanto por El Fantasma de la Opera300, y... no, por la película que rodó con Jennifer Aniston, por ésa no. Lo interesante es que de todas maneras Londres bajo fuego hizo caja, incluso un poco más que la anterior, aunque en Estados Unidos fue más bien un fracaso, y fue el mercado internacional la que la salvó de la quema. Por lo que, considerando los hechos, los productores, incluyendo ahora al propio Gerard Butler ganándose un segundo sueldo además de como protagonista, se pusieron a trabajar en una tercera parte, titulada de manera tentativa como Angel has Fallen; parece ser que Angel es el nombre código del Air Force One, el avión presidencial de Estados Unidos, porque... esta franquicia es lo que es, y si decidimos ir a verla, vamos a lo que vamos. O sea, a lo que podría acabar siendo un remake no oficial de Avión presidencial de 1.997, por lo visto. A este paso, pronto los voy a tener frente a mi puerta, tratando de negociar los derechos sobre Corona de Amenofis: Arquitectura Oculta para rodar un proyecto titulado Corona de Amenofis has Fallen, que aquí se estrenaría como Ataque a Corona de Amenofis...

3.- Batman vs. Superman: El origen de la justicia (Batman v Superman: Dawn of Justice).
  • Estreno en Estados Unidos: 25 de Marzo de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 250 millones de dólares.
  • Recaudación total: 873 millones de dólares.
La desesperación y las prisas son malas consejeras. Durante años, DC Comics marcaba la pauta en materia de adaptar superhéroes al cine, aunque fuera basándose sólo en Superman y Batman, mientras que Marvel, más allá de la franquicia de los X-Men por la Fox, daba más bien risa y vergüenza ajena. Y luego vino Iron Man, en 2.008. Y luego el Universo Cinemático Marvel. Y de pronto DC Comics, que lo estaba haciendo bien con la Trilogía del Caballero Oscuro pero que no conseguía montar una película de Superman que le hiciera el peso a la mítica versión de Richard Donner, y que no era capaz de sacar adelante proyectos con otros personajes de su plantilla, palideció de envidia. Intentó lanzar su propio universo con Linterna Verde, y la cosa acabó en un bochorno mayúsculo. Luego dio en la tecla con El Hombre de Acero, cuya calidad como película es discutible, pero que al menos lucía como una versión de Superman modernizada al siglo XXI. Y luego... esto. Una secuela en que se enfrentan Batman y Superman, o sea, una premisa que se vende sola. Que hizo dinero, hizo montones de dinero, pero eso gracias a una campaña publicitaria tan desaforada, que sumados a los empinados costos de producción, la han convertido no diremos en un fiasco, pero sí en un clásico ejemplo de nadar mucho para seguir flotando en el mismo sitio. Se estima que entre el rodaje y la publicidad costó el dineral de 400 millones de dólares, por lo que los 873 millones de ganancias se hacen nada cuando se piensa que debía rentar unos 800 millones para recién arrojar utilidades a los productores. Es penoso observar que Batman vs Superman fue la séptima película más taquillera de 2.016, y aún así, tuvieron que gastar tanto dinero para lograrlo. A finales de año resultó que Escuadrón Suicida, la tercera entrega del ahora llamado Universo Extendido DC, teniendo un presupuesto y alcances más modestos, llegó décima en la taquilla de 2.016 con 745 millones de dólares, o sea, lo hizo ligeramente mejor. Moraleja: no sirve de nada reventar las taquillas de todo el planeta, si es que te has gastado tanto en tu película que al final, acabas por arriesgar la bancarrota lo mismo. A ver si entienden, ahora que quieren mandarse una con la Liga de la Justicia...

4.- X-Men: Apocalipsis (X-Men: Apocalypse).
  • Estreno en Estados Unidos: 27 de Mayo de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 178 millones de dólares.
  • Recaudación total: 544 millones de dólares.
La franquicia de los X-Men se ha transformado en el mayor acorazado fílmico de superhéroes que hemos visto, dejando fuera al Universo Cinemático Marvel por supuesto. Hasta 2.017 suman diez películas en total, seis de ellas dedicadas a los X-Men, tres a Wolverine incluyendo Logan, y Deadpool si decidimos sumarla a la continuidad. En total, ha recaudado casi 5.000 millones de dólares, más o menos la mitad que el Universo Cinemático Marvel, y por encima de cualquier otra franquicia superheroica con la excepción de Batman. Por eso, los 544 millones de caja son tan decepcionantes, aunque muchos blockbusters sufren y penan por llegar hasta tales niveles. De hecho, hizo menos caja que la precedente X-Men: Días del futuro pasado, que alcanzó a casi 750 millones. Añadiendo injuria al dolor, el significativo descenso de taquilla en Estados Unidos hizo que esta película fuera salvada únicamente por el mercado internacional. Para colmo, en el mismo 2.016 y dentro de la misma franquicia, Deadpool la superó de manera humillante por el costado. Deadpool es una película calificación R, o sea para adultos, sobre un superhéroe que sólo es conocido en el frikerío, y que además tiene la santa virtud de agarrarse todo el concepto superheroico para el reverendo peloteo. Era un concepto casi imposible de vender y que hiciera caja... y se vendió e hizo caja, y se transformó en la novena película más taquillera de 2.016 con 783 millones de dólares de recaudación. Y ahora en 2.017, desde otro ángulo, pero tomando iguales riesgos creativos, Logan parece ir por el mismo camino. Tanto Deadpool como Logan, ambas obtuvieron mayor aclamación crítica que X-Men: Apocalipsis, y además, ambas lo hicieron apartándose de la fórmula consagrada por la serie principal, una desde la parodia desmadrada y otra adoptando un tono de Western moderno crepuscular no demasiado distante a lo que hubiera podido rodar un Clint Eastwood, por ejemplo. No es que la franquicia de los X-Men esté en su último aliento ni mucho menos. 544 millones siguen siendo 544 millones, después de todo. Pero desde luego que necesita una buena renovación, si es que quiere seguir manteniéndose vigente, y este pequeño traspiés no se transforme en la crónica de una muerte anunciada.

5.- Warcraft (Warcraft).
  • Estreno en Estados Unidos: 10 de Junio de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 160 millones de dólares.
  • Recaudación total: 434 millones de dólares.
Los fanáticos de los videojuegos tenían todas sus esperanzas y fichas puestas en Warcraft. ¿La razón? Los fanáticos de los videojuegos quieren y necesitan con todas sus fuerzas que su afición friki sea por fin reconocida más allá. Quieren ser los nuevos dioses, los nuevos reverenciados. Lo mismo que pasó con El Señor de los Anillos, que por allá en 2.001 convirtió en algo respetable a esa afición de nicho que era la Fantasía Epica por esos años. Pero una y otra vez, no sucede. Contemos las grandes esperanzas blancas. Super Mario Bros en 1.993. Street Fighter en 1.994. Mortal Kombat en 1.995. Final Fantasy en 2.001. Resident Evil en 2.002. Dead or Alive en 2.006. El príncipe de Persia en 2.010. Y suma y sigue. Ahora era el turno de Warcraft, adaptación de un videojuego de Blizzard, firma conocida por el cuidado supremo que pone en sus productos. Y... el tambor de guerra no sonó. En lo absoluto. La película se estrenó en Estados Unidos, y se desinfló. En Estados Unidos no alcanzó ni siquiera a los 50 millones de taquilla, un desastre en toda regla. Cuando todo el mundo iba sumando Warcraft al listado de las Summer Bomb Busters de 2.016, vino el mercado extranjero a salvar lo poco que se podía salvar. En China, el videojuego Warcraft siempre ha sido popular, el público respondió, y la película se salvó in extremis. Hasta el día de hoy no se sabe si hubo pérdidas ligeras o ganancias ligeras, pero lo cierto y seguro es que no fue el bombazo que todo el mundo creía y temía que fuera a ser, en el buen o mal sentido del término, tanto más da. Con todo, los responsables del asunto le han echado tierra al asunto. El director Duncan Jones mencionó la posibilidad de una secuela, pero desde ese entonces, se ha impuesto el silencio más absoluto. Y considerando que se trata de Warcraft, entonces qué puedo decir... qué pena.

6.- Los ilusionistas 2 (Now You See Me 2).
  • Estreno en Estados Unidos: 10 de Junio de 2.016.
  • Presupuesto estimado sin publicidad: 90 millones de dólares.
  • Recaudación total: 335 millones de dólares.
No creo que nadie más allá de los productores y responsables de esta película, esperaba realmente que Los ilusionistas fuera a hacerlo tan bien, por allá en 2.013. La misma costó 75 millones de dólares, y recaudó 352 millones, unos ingresos bastante notables si se considera que se trataba de una película original, no basada en alguna franquicia de éxito, con actores conocidos pero que no son de los que llevan espectadores al cine por el peso único de su nombre, y en un género de rentabilidad discreta como lo son las películas de ladrones de guante blanco. Con semejantes antecedentes, era lógico que le dieran luz verde a una secuela de este modesto triunfo. Por supuesto, Los ilusionistas ni era una película con un mínimo de realismo ni pretendía serlo tampoco, de manera que la secuela se escribió prácticamente sola, en plan Dadaísmo. Además, contaba con el incentivo de ver a Daniel Radcliffe en un rol de villano, lo cual debería haber atraído a los fanáticos de Harry Potter aunque sea por la curiosidad, uno podría suponer. La película costó ligeramente más que la anterior, y recaudó ligeramente menos. Pero la gran señal de alerta es que recaudó apenas 65 millones de dólares en Estados Unidos y además Canadá. Así es. Los ilusionistas 2 fue salvada lisa y llanamente, otra vez, por la recaudación internacional; de lo contrario, se habría ido a pique sin remisión. ¿Y quién salvó los muebles esta vez? China. De nuevo. Cuyos espectadores se pusieron con casi 100 millones de dólares. O sea, sin el mercado chino, esta película apenas hubiera tenido un margen de ganancias, si es que no hubiera arrojado pérdidas. Bueno, parte de la película se ambienta en China, en otro de los cada vez más crecientes cameos que el dragón asiático hace en las películas de Hollywood. De hecho, a mediados de 2.016 surgió la noticia de un spin-off... ambientado en China, protagonizado por el actor chino Jay Chou, y con un casting chino. Y qué puedo decir, eso sería un espectáculo digno de verse. Además, si tiene éxito, ya tienen la receta abierta: un montón de spin-offs ambientados en otros países. A una potencial Los ilusionistas: China, y me estoy inventando el título a falta de otra cosa, podría seguirle Los ilusionistas: Francia. O Los ilusionistas: México. O Los ilusionistas: Luxemburgo. O Los ilusionistas: El Vaticano. O Los ilusionistas: Misseldavia (aunque para esa última, tendrían que pagarme derechos, claro). Pero ya sabemos que de cada diez secuelas y spin-offs anunciados, apenas uno o dos llegan a estrenarse en los cines, así es que... habrá que esperar, a ver qué pasa con eso. Yo todavía estoy esperando el spin-off de The Expendables protagonizado por chicas... y sigue sin pasar nada. Además, todos recordamos cómo los productores pensaron que Rápido y Furioso: Reto Tokio era una buena idea, y de como eso resultó en la casi aniquilación de la franquicia...

Y esa fue la primera parte de la entrega destinada a las películas que rentaron de manera tibia en taquilla. El resto del listado, lo faenamos en el siguiente posteo de esta serie increíblemente épica, aquí en la Guillermocracia. Partiendo con cierta franquicia prehistórica que a estas alturas del partido, ya debería ser Historia...

3 comentarios:

murinus2009 dijo...

De esta tanda de peliculas he visto:
La Quinta Ola.
Batman vs Superman y...
Warcraft.
De las 3 la que mas inmerecido-creo yo- tenía el fracaso, es Warcraft, su historia me parece bien desarrollada.
Las demás no las he visto, quizá cuando las pasen por tv.abierta, solo "Los Ilusionistas parte 1" suena entretenida y no es parte de la Entrada.

Definitivamente es una buena pregunta: ¿Por que tantos fracasos veraniegos? y...¿Esto cambiará el modelo de hacer peliculas?, lo veremos los siguientes años.

Martín dijo...

Batman vs Superman falla en que lamentablemente, uno va a ver la pelea y se encuentra con un tremendo preámbulo que lo hace llegar cansado a cuando los supers se agarran... Lástima.
La Quinta Ola tal vez sea demasiado tópica a estas alturas, lo cual no estaría mal, si estuviera mejor contada. Otra vez lástima, aunque en esta ocasión por la Chloe.
De las otras no puedo hablar, ya que todavía no las veo.

PD: ¿Es en serio lo del spin-off de The Expendables? Porque la película está desde el 2014 - Mercenaries - en la que actúan, entre otras, Briggitte Nielsen y Cynthia Rothrock. Y a pesar que su protagonista es Kristanna Loken, todavía no me atrevo a mirarla...

Guillermo Ríos dijo...

@murinus2009, la mano parece haber venido un poco más ligera en 2.017. Se vienen saldando con lo justo o con algunas pérdidas Alien: Covenant, Baywatch, Emoji: La película, La gran muralla, La momia y la quinta de los transformers. Y claramente no lo lograron El círculo, La cura siniestra, Ghost in the Shell, El Rey Arturo, Life, La ciudad perdida de Z, Power Rangers, la película animada de los pitufos, Mío o de nadie, y Monsters Trucks. O sea, creo que en Hollywood tomaron un par de notas, enmendaron el rumbo, y se han puesto menos estrafalarios a la hora de apostar. Ya era hora, digo yo.

@Martín, el plan de Lex Luthor en la de Batman y Superman es ridículo, y eso es lo que cansa. Da la impresión de que si Luthor quería que ambos se liaran a puñetazos, podía haberlos manipulado de una manera más directa en vez de darse tantas vueltas.

Técnicamente la película ésa no es un spin-off de la franquicia sino un mockbuster. Y no, yo tampoco lo he visto para cerciorarme.

¡Vota por lo mejor de los primeros siete años de la Guillermocracia!

Related Posts with Thumbnails