domingo, 25 de diciembre de 2016

Diez Navidades de espanto en la Historia.


La Navidad es una fecha hermosa para todo el mundo. La familia se reúne, se descorcha champaña vino espumante, se abren regalos, se ve alegre al tío que ya está medio chocho y neurótica a la señora que está mandando a todo el mundo como parte de su deber de organizar el caos, se ven películas como El Grinch, Santa Claus o Santa Claus conquista a los marcianos... y en general, todos son felices. ¿Todos? No, porque la Historia no se detiene, y a veces, la fatalidad llega justo en el día 25, ni antes ni después. ¿Por qué? Porque el calendario es un malparido, por eso.

Así es que, un poco siguiendo la estela de los míticos posteos nihilistas para el Día de los Enamorados aquí en la Guillermocracia, es que por única vez, aprovechando que este año 2.016 el día 25 de Diciembre cae un Domingo, publicaremos un recuento de diez Navidades catastróficas. No para todo el mundo, por supuesto. Pero los involucrados, seguro que no quieren volver a recordarlas. Supuesto de que hayan sobrevivido, porque varios de ellos no consiguieron llegar vivos al respectivo siguiente día 26. Así es que a continuación, sin mayor preámbulo... Diez Navidades de espanto en la Historia.

1.- Navidad es un buen día para mutilar (1.261).

Uno de los aspectos más significativos de la política del Imperio Bizantino, es su alegre afición por las mutilaciones. El Imperio Bizantino era una teocracia que esperaba la perfección física en sus Emperadores; de ahí que una manera muy efectiva de hacerles perder favor popular o nobiliario, era cegarlos, desnarigarlos, castrarlos... además de conseguir que no pudieran liderar batallas o engendrar descendencia, por supuesto. En la época no existía un Imperio Bizantino propiamente tal, porque los soldados de la Cuarta Cruzada habían saqueado Constantinopla y se habían repartido el imperio como botín entre varios reinos, principados, despotados, y feudos en general. Uno de ellos era Nicea, en donde el Emperador era Juan IV Láscaris, que había nacido exactamente en la Navidad de 1.250. A mediados de 1.261, Miguel VIII Paleólogo, que había intrigado hasta conseguir nombrarse co-Emperador, consiguió la captura de Constantinopla; no queriendo compartir el poder, ordenó que Juan IV se quedara en Nicea, lo que no es difícil considerando que el pobre tenía apenas diez años. Pero Juan IV seguía siendo el Emperador legítimo, y no realmente Miguel VIII. De manera que Miguel, para el cumpleaños número once de Juan, le envió un precioso regalo: mandó a que sus hombres lo cegaran. Miguel VIII Paleólogo se transformó así en amo absoluto del Imperio Bizantino y fundó la dinastía que lo gobernaría hasta la caída de Constantinopla en manos turcas, algo menos de dos siglos después, mientras que Juan IV acabó relegado a un monasterio, en donde murió de muerte oscura, tan oscura que ni siquiera sabemos con precisión el año en que dejó sus penas terrenales el pobre hombre, ciego desde la Navidad que fue también su cumpleaños número 11.

2.- El primer naufragio europeo en el Nuevo Mundo (1.492).

El 12 de Octubre de 1.492, la alegre banda de rufianes bajo el mando de Cristóbal Colón, arribó a alguna isla perdida de la mano de Dios en el Caribe, y con ello, la Historia Universal dio un vuelco inesperado: los amerindios perdieron para siempre su oportunidad de medirse de tú a tú con los europeos. Las tres naves de la expedición, las famosas Niña, Pinta y Santa María, se dieron algunas vueltas más por los alrededores, a ver qué podían encontrar, y muy en particular, para ver si aparecía en alguna parte el famoso Gran Khan de Cathay al que venían a buscar. Por supuesto, estaban equivocados de año, porque China no tenía Khanes desde 1.368, y además estaban equivocados de continente por añadidura, pero eso, ni Colón ni los suyos lo sabían. La nave más grande y también la más lenta del trío, era la Santa María, cuyo dueño era Juan de la Cosa, que era vecino de... un pueblo llamado Santa María en España. En la noche del 24 al 25 de Diciembre, Colón se fue a dormir, y el subordinado que había quedado a cargo, demostrando una enorme falta de profesionalismo, hizo lo propio; la labor de vigía recayó en un chico inexperto que no fue capaz de olfatear unos posibles bancos de arena, y... Feliz Navidad, señor Colón, y naufragio como regalito de fiestas. La nave ya no se podía reparar, pero las maderas todavía eran útiles, de manera que Colón ordenó desarmar la nave, y usar el tablado para construir un fuerte, el primero en el Nuevo Mundo, que de manera muy creativa, fue llamado Fuerte Navidad. Por cierto, antes de ser bautizada como Santa María, la nave en cuestión se llamaba La Gallega porque había sido construida en Galicia, y no voy a hacer chistes de gallegos porque eso es de mal gusto, aunque ya estoy pensando en algunos para mi capote. Y ustedes también, aunque no quieran confesarlo.

3.- El único conquistador bueno es el conquistador muerto (1.553).

Exactamente 61 años después del naufragio de la Santa María, la pequeña banda de españoles que andaba dando vueltas como gallinas sin cabeza por unas islas de mala muerte, se habían transformado en una implacable aplanadora que había molido a todas las grandes civilizaciones amerindias desde las tierras mexicas hasta Sudamérica meridional. Pero quedaban varias tribus que, ayudadas por el terreno, estaban dispuestas a plantar cara al invasor. Como los mapuches en el sur de Chile, por ejemplo, quienes habían aprendido a guerrear contra los españoles gracias a que uno de los suyos, Lautaro, había sido cautivo español durante seis años antes de fugarse. Pedro de Valdivia, el conquistador español a cargo de la colonización del territorio, había cometido el error fatal de subestimar a los indígenas, creer que bastaba un puñado de brutos para mantenerlos a raya, y multiplicar los fuertes y las ciudades para expandir la esfera de hegemonía española. Craso error. Lautaro y los suyos lo sorprendieron en el Fuerte de Tucapel, en 1.553, más en concreto en... la Navidad, que de eso va este posteo. Lo que pasó ahí, nadie lo sabe con certeza, porque españoles que contaran el cuento, no sobrevivió ninguno; algunos yanaconas, los indios auxiliares de los españoles, parecen haber conseguido librarse de la muerte, pero sus testimonios son imprecisos en el mejor de los casos. Tampoco nadie sabe cómo murió Pedro de Valdivia, más allá de que parece haber sido ejecutado por los mapuches, y la dispersión de testimonios se debe en parte a que cada historiador trató de contar la mejor versión del cuento: uno dice que lo mataron de un lanzazo, otro que no fue así, sino que lo torturaron primero, otro le añade que no sólo lo torturaron sino que derritieron oro y le hicieron tragar oro fundido... Como sea, en esa Navidad se acabaron las posibilidades de expansión española a costa de los mapuches; habrían lances posteriores, e incluso un salvaje retroceso con la gran rebelión mapuche de 1.602, pero sería recién a mediados del siglo XIX, o sea, más de tres siglos después, que los mapuches serían sometidos, por los chilenos y no por los españoles.

4.- Terremoto en Gansu (1.932).

Que no falten catástrofes naturales en Navidad. Aunque ésta no sucedió en el mundo cristiano, así es que, a saber si estaban festejando Navidad o no. China a lo largo del siglo XX fue en realidad una zona de desastres: la caída del decadente Imperio Manchú primero, guerras civiles después, invasión japonesa entre medio, y dictadura comunista desde 1.949. Amenizado con inundaciones y terremotos, porque las desdichas, que nunca falten. Changma, en el borde norte de la Meseta del Tíbet, es un villorrio tan poca cosa, que es famoso por sólo una razón: por haber sido el epicentro de un dantesco terremoto en 1.932. Uno tan dantesco, que alcanzó una magnitud de 7,6. En el pueblo mismo se reportaron 270 muertos, y la cifra es un poco superior si se consideran además los muertos en localidades vecinas, y eso por no hablar de la cantidad de heridos, que fue mayor, y los daños materiales que subieron a 1.167 casas según el catastro oficial... que está lejos de ser completo por la época, lo apartado del territorio, y porque China en ese tiempo era esencialmente un caos político y militar. Gracias a este terremoto, la Sismología como ciencia dio un paso importante en la comprensión de cómo se rompen las fallas geológicas en un terremoto, incluso descubriendo la posibilidad de que varias de ellas colapsen al mismo tiempo; es una tragedia que este notable descubrimiento científico, se haya conseguido a cambio de la desgracia de la pérdida de tantas vidas y propiedades.

5.- El robo de la piedra de Scone (1.950).

La realeza es una mina inagotable de rituales sin mayor sentido, sobre los cuales es mejor no preguntarse mucho, so pena de acabar gritando que el monarca va desnudo. Uno de éstos, es que los monarcas escoceses debían ser coronados mientras estaban sentados sobre un pedazo de roca de 152 kilogramos, llamado la Piedra de Scone. ¿De dónde salió ésta? Nadie tiene la menor idea; hay varias leyendas sobre su origen, y ninguna certeza histórica. Como sea, en 1.296 los ingleses bajo el mando del rey Eduardo Zanquilargo invadieron Escocia, y en el saqueo subsiguiente, se llevaron la dichosa piedra como botín de guerra; a este Zanquilargo, ustedes lo conocen como el malvado monarca inglés de la película Corazón valiente de 1.995, por más señas. En adelante, los monarcas ingleses adoptaron la costumbre de coronarse a sí mismos sentados sobre la roca, como una manera de manifestar el dominio que, según ellos, tenían sobre Escocia, lo cual muestra más tino político que escupir o mearse en la piedra, por ejemplo, que eran otras tantas posibilidades de irritar a los escoceses. El caso es que, en Navidad de 1.950, después de seis siglos y medio de que la roca estuviera en manos inglesas, un grupo de estudiantes que eran escoceses separatistas, se la robó. Para que la cosa parezca más sainete que thriller de suspenso, la roca en cuestión se cayó al suelo en algún minuto y se rajó en dos. La policía acabó capturando a los estudiantes, pero desde las altas esferas se decidió que un juicio público podría significar problemas e incluso revueltas entre los nacionalistas escoceses, de manera que todo el asunto fue archivado como un vulgar acto de vandalismo, y se liberó a los estudiantes tras el equivalente a un par de nalgadas en el trasero. La roca, que no tiene ningún atributo en particular más allá de ser justo eso, una roca como la que usted puede encontrarse en un campo cualquiera, fue reparada con todo mimo y amor, y llevada de regreso a la Abadía de Westminster, en donde fue usada algunos años después, en 1.953, para la coronación de la reina Isabel II de Inglaterra. Al momento de escribir estas líneas, la señora tiene 90 años cumplidos, Inglaterra votó el Brexit, y algunos escoceses quieren independizarse de Inglaterra y seguir en la Unión Europea; en ese ambiente, a saber qué va a pasar con la siguiente coronación real, quizás inminente.

6.- Nace el hombre al que Estados Unidos le debe ocho años de George W. Bush (1.950).

En la misma Navidad de 1.950 en que un grupo de estudiantes escoceses hacía la gamberrada de llevarse una piedra de 152 kilogramos desde Inglaterra a Escocia, en una guardería de Denver, Colorado, Estados Unidos, venía al mundo Karl Rove. ¿Quién? El personaje que aparece en este video de American Dad, en el capítulo en que Stan Smith quiere ser elegido diácono en el templo al que va todos los Domingos, y consigue que Karl Rove lo asesore:



O como lo expone Hayley: "¡Espere, yo lo reconozco...! ¡Usted es el titiritero amoral detrás de George W. Bush!". Ante lo cual, Karl Rove responde, halagado: "¡Gracias!". Este personaje nació en la Navidad de 1.950, ya lo decíamos, y creció para ser un joven nerd y poco cool, combinación letal que siempre ha sido caldo de cultivo para gentes nunca ciento por ciento ajustadas a eso que llaman vivir en sociedad. Ya en 1.972, su transición hacia el lado oscuro estaba en proceso: se había hecho republicano, y trabajó para la campaña presidencial de Richard Nixon. Pronto se especializó en gestionar campañas políticas. ¿Quieren culpar a alguien por los ocho años de George W. Bush? Karl Rove es el hombre. Piénsenlo: si en esa aciaga Navidad de 1.950 no hubiera nacido Karl Rove, es posible que Al Gore hubiera llegado a ser Presidente de Estados Unidos en la elección de 2.000, y quizás, en vez de sufrir los alfilerazos de las bombas cayendo sobre Irak y Afganistán, el planeta Tierra se hubiera refrescado gracias al inicio de la industria de los automóviles eléctricos, o algo similar. De oportunidades perdidas está hecha la Historia.

7.- Que no falten masacres en el listado (1.968).

Para ser la democracia más grande del planeta, India puede ser a veces un país muy poco democrático. Lo que nosotros los occidentales brutos e ignorantes echamos en un solo saco y llamamos India, en realidad es un muy complejo caleidoscopio social que es herencia de una civilización ancestral en donde conviven un montón de castas sociales, tribus diversas, cerca de ochocientos idiomas nativos, algunos tan grandes que tienen sus propias industrias fílmicas separadas del mundo anglosajón, y dos religiones que se odian a muerte, el Hinduísmo y el Islam, además de varias religiones minoritarias atrapadas en el fuego cruzado de ambas, sólo para amenizar un poco la mezcla. En 1.968, la región asiática que más llenaba las noticias era Vietnam, por supuesto, pero eso no quiere decir que en otras partes no se estuviera moviendo el mundo. En los últimos años, la India estaba experimentando un crecimiento sostenido gracias a la llamada Revolución Verde, pero los beneficios de la misma se los llevaban en lo principal los grandes latifundistas. En este medio ambiente, grupos marxistas intentaron convencer a los intocables que trabajaban sembrando y cosechando para los latifundistas, de organizarse para protestar y movilizarse por mejores salarios. La respuesta de los latifundistas: enviar matones para hacer el trabajo sucio. En la aldea de Kizhavenmani, los matones cargaron contra los manifestantes, y mientras los hombres respondían con piedras, la única arma a su disposición, 44 mujeres y niños se protegieron metiéndose en una cabaña. Allí, los matones las encerraron y le prendieron fuego a la cabaña; los 44 ocupantes murieron carbonizados. Los matones y varios latifundistas fueron llevados a juicio por la llamada Masacre de Kizhavenmani, pero las penas aplicadas fueron bajísimas, en los casos en que éstas de verdad llegaron a dictarse. El líder de la Asociación de Productores de Arroz fue enjuiciado por su posible responsabilidad en planear la masacre, pero fue absuelto, lo que al final acabó por no servirle de nada: una muchedumbre indignada lo agarró y linchó en 1.980. Por supuesto, el grueso de los protagonistas de esta historia no eran cristianos y por lo tanto la palabra de Jesucristo seguro les debe resbalar, pero si se piensa que en la Navidad se celebra también el nacimiento de este hombre que enseñó que no puede haber paz sin justicia social...

8.- El triste fin de un hombre que nos llenó de alegría (1.977).

Mientras más blanco un humorista, mejor recibido, pero si el humorista se pone pesado, y en particular usa su humor para hacer crítica social, las cosas se ponen difíciles. Un humorista en estas condiciones no sólo se pone en la mira de los poderosos que suelen ser el blanco eterno de la crítica social, sino también de todos los majaderos de medio pelo que son oprimidos por el mismo sistema, pero que prefieren estar en la buena con éste y acogerse a la seguridad de las cadenas, que hacer un poco de mea culpa e intentar hacer su parte para mejorar las cosas. Y eso fue un poco lo que pasó con Charles Chaplin. El hombre nació inglés, pero emigró a Estados Unidos en una época anterior a la que hubiera sido echado a patadas por Donald Trump; en Estados Unidos, Chaplin hizo carrera con el personaje del Tramp, el Vagabundo, a través del cual disfrazó con humor y slapstick un discurso profundamente contestatario, de denuncia de las injusticias sociales de su tiempo. Pero los tiempos cambian. En la década de 1.930 llegó el New Deal de Franklin Delano Roosevelt, la economía mejoró algo, luego mejoró otro poco con el incremento de la producción durante la Segunda Guerra Mundial, y de pronto, una nación de unos pocos capitalistas millonarios versus un montón de obreros proletarios que vivían con lo justo el día a día, se transformó en otra con una floreciente clase media que, en consecuencia, no quería oir hablar de crítica social. Además, el propio Chaplin recibió de muy mala manera la innovación del cine sonoro, que tuvo el efecto de matar su estilo de humor; Chaplin le dio un digno final al Vagabundo haciéndolo protagonista de su película Tiempos modernos de 1.936, luego se hizo indeseable cuando criticó a Hitler en El gran dictador, y estrenó Monsieur Verdoux y Candilejas, en donde seguía retratando las miserias de la sociedad de Estados Unidos. Si ya Chaplin se hacía antipático a muchos en Estados Unidos, su tendencia a casarse con jovencitas que rondaran los dieciocho acabó por fastidiar a la siempre puritana moral del país del águila calva. ¿Resultado? Chaplin murió en Suiza, en un autoexilio, alejado durante muchos años del cine... y casado con una chica 36 años menor que él, y que lo sobrevivió otros catorce.

9.- Mal día en el planeta Marte (2.003).

La NASA había programado el descenso de la sonda Viking en Marte para el 4 de Julio de 1.976, transformando la ocasión en un festejo astronáutico para el Bicentenario de Estados Unidos; un poco de sentido común hizo que cambiaran la fecha, sólo por si el asunto acababa en bochorno, lo que al final no fue el caso... pero podría haber sido. La Agencia Espacial Europea no tomó nota de esto, y en 2.003 sí pisó el palito, al hacer coincidir la primera transmisión de la sonda Beagle 2 con la Navidad de ese año. La misma formaba parte de la misión Mars Express, que constaba de dos partes: un vehículo orbital llamado el Mars Express Orbiter, y una sonda de descenso a la superficie marciana que es la mencionada Beagle 2. El Mars Express Orbiter funcionó y de hecho sigue funcionando de maravillas, y salvo imprevistos futuros, tiene combustible suficiente como para operar sin problemas hasta el año 2.026 inclusive. El Beagle 2 es otra historia. Se desprendió del Mars Express Orbiter el 19 de Diciembre, tal y como estaba programado, y se esperaba que dirigiera su primera comunicación a la Tierra el día 25, luego de su amarizaje. Se esperaban grandes cosas del Beagle 2, una sonda diseñada específicamente para buscar señales de vida en la superficie marciana, y... la comunicación nunca llegó. El destino final del Beagle 2 fue un enigma durante muchos años, hasta que la sonda Mars Reconnaissance Orbiter, de la NASA, resolvió el misterio en Enero de 2015. Fotografías tomadas desde la órbita por el mencionado vehículo de la NASA, muestran que la Beagle 2 arribó exitosamente a suelo marciano, sin estrellarse ni ser agarrada por una de esas violentas tormentas de arena marciana... y luego, parece ser que dos de los cuatro paneles solares no se desplegaron, la antena quedó bloqueada, y una sonda especial sin antena operativa para transmitir es una sonda especial que no sirve para nada en lo absoluto. El bochorno es todavía mayor si se piensa que hubo ocho entes públicos y privados, incluyendo a la Universidad de Leicester y a la Universidad de Gales, que estuvieron metidos en el diseño de la sonda. Quizás esto no es tan espantoso como otras Navidades que hemos reseñado en este posteo, porque lo perdido fue dinero y una sonda especial robótica, en vez de vidas humanas, o la vista como el pobre Juan IV Láscaris, pero seguro que quedaron botellas de champaña sin abrir en la Agencia Espacial Europea, en esa Navidad...

10.- Y cerramos con un avionazo (2.012).

Los accidentes aeronáuticos no conocen sábados, domingos o festivos, y la única manera de evitar que ocurra uno alguna vez en alguna fecha especial con un ciento por ciento de certeza, es interrumpir el tráfico aeronáutico planetario por completo, lo cual por supuesto es inviable. Y por supuesto, dénles suficientes Navidades al tiempo, y llegará una en que sucederá un avionazo. El que nos ocupa ocurrió en Kazajistán, y su protagonista fue un avión Antonov An-72. El mismo volaba con una tripulación de 27 personas, desde Astaná la capital de Kazajistán, hasta una ciudad llamada Shymkent, cerca de la frontera sur de dicho país: de los 27, siete eran personal a bordo, y los veinte restantes eran pasajeros que pertenecían al Servicio de Guardia Fronteriza de Karajistán. Parece que el accidente fue un cóctel de fatalidades: falla del piloto automático, del altímetro, y una pobre visibilidad en el aeropuerto en el cual debían aterrizar. El caso es que el Antonov An-72 se vino abajo como un plomo y estalló en llamas, de las cuales quedaron sólo algunos fragmentos del fuselaje. De las veintisiete personas a bordo, no se salvó ni una. Pero qué otra cosa se podía esperar de un año como 2.012, que se abrió con el accidente aeronáutico de... un globo aerostático que se incendió luego de chocar con unos cables de alta tensión en Nueva Zelandia, el 7 de Enero. El mundo puede ser así de extraño.

Después de todo este alegre rosario de mutilaciones, avionazos, muertes, robos y accidentes en la investigación espacial, cualquier Navidad es una buena Navidad, probablemente, de manera que... tengan los lectores de la Guillermocracia unas felices fiestas. El próximo Miércoles 28 de Diciembre, el acostumbrado Discurso a la Nación, y luego... tengan todos un Feliz 2.017. Nos lo hemos ganado, a cuenta de como salió este 2.016, creo yo...



5 comentarios:

Elwin Álvarez Fuentes dijo...

Aprovechando tu singular posteo navideño, te deseo una preciosa Navidad, de parte de tu colega bloguero (mis buenas intenciones para el Año Nuevo que se aproxima, vendrán en su momento respectivo).

Gaby Fonseca dijo...

Que triste lo de Chaplin :( que seas el amor en una parte y luego te hagan el feo debe de ser horrible xD a escalas artisticas aun mas. Aunque triste, que picaron xD solo le gustaban mas chicas que el (maldito dinero jaja)

Y lo de amarizar, asi se dice en vez de alunizar? D= busque en google esa palabra y dice que es aterrizar en una aeronave o en el agua algo asi xD como sea, he aprendido una buena palabra.

Felices fiestas y que se la este pasando super Sr. Guillermo

Saluditos ^^

murinus2009 dijo...

Saludos desde Ciudad de Mexico.

Un, no se como decirle... evento historico, tragedia para unos, triunfo para otros, hecho inexplicable, parteaguas que aun hoy afecta al Mundo, (según muchos comentan) y que también ocurrió un 25 de Diciembre, este de 1991, fue la Disolución de la Unión Soviética, aunque ya venia dándose quizá desde 1989 o tal vez desde la intervención soviética en Afganistan.

Lo que comenta gaby Fonseca (Saludos Gaby) sobre el "amarizaje" o "amartizaje" y "alunizaje", yo conozco una versión peculiar, se supone que puede decirse "aterrizaje" como en la tierra, ya que en inglés "landing" se refiere a "land" suelo,algo asi como "tocar suelo", mientras que para nombrar el planeta Tierra se usa "Earth". Lo de Chaplin tampoco lo sabia, de hecho no he visto nada completo de este personaje, buen momento para empezar.

Interesante también lo del primer naufragio del Nuevo Mundo y la masacre de Kishavenmani nunca habia escuchado, a pesar de que por el año coincidió con varios movimientos de 1968, que terminaron en represion, como en Francia y Estados Unidos o Checoslovaquia e incluso en masacres como en México el 2 de octubre, quiza es la coincidenca, la que dejo en la oscuridad este asesinato masivo. Lo de los Mapuches debe ser un caso de estudio de la Guerra de Guerrillas, y los Movimientos de Resistencia.

De nuevo la Guillermocracia con una forma única de... conmemorar esta Festividad, tan importante en occidente.

Feliz Navidad Guillermo, en mi caso, apenas la segunda visitando La Guillermocracia (y la primera comentando), deseo lo hayas pasado de lo mejor estas fechas, como dice Elwin Alvarez Fuentes, por aquí estaremos para mensajes de Año Nuevo.

Hasta pronto

Gaby Fonseca dijo...

Gracias por la aclaración jijiji feliz Navidad (atrasada) y felices fiestas murinus2009 ^^

Guillermo Ríos dijo...

@Elwin_Alvarez_Fuentes, gracias por las felicitaciones, y ojalá que también hayan sido unas buenas fiestas por allá. Los deseos respectivos, también cuando estemos en 2.017.

@Gaby_Fonseca, lo de Chaplin a mí también me da mucha pena. En particular porque sus películas son geniales. Incluso se pueden ver en YouTube.

En realidad la palabra que quería escribir es amartizar. La palabra amarizar significa justamente posarse en el agua. Dejo anotado que tengo que corregir el posteo, y gracias por la indicación.

@murinus2009, no incluí el desplome de la Unión Soviética porque es muy discutible si fue una catástrofe, una bendición, o algo de por medio. Y no voy a ser yo quien se meta en la polémica acerca de si eso fue mejor o peor para los rusos. Los otros eventos, en cambio... no son de los cuales haya demasiado que celebrar, en particular para los involucrados.

Eso de que se supone que debe decirse aterrizaje, vale para el castellano. Pero acá el idioma oficial es el guillermocrático, que es tan parecido al castellano que nadie nota la diferencia, pero que se rige por las reglas de la Real Academia Guillermocrática de la Lengua (RAGLe), integrada por... mí mismo, por el minuto. Lo bueno de ser monarca absoluto, es que uno es dueño de todos los cargos y al que diga algo, lo declaro persona non grata y asunto arreglado.

Si no han visto nada de Chaplin, ya están perdiendo el tiempo. Prueben con El pibe, o con La quimera del oro, que llevan casi cien años de haberse rodado, y siguen siendo muy grandes.

La historiografía sobre los mapuches ha cobrado mucha fuerza en los últimos veinte a treinta años, y los historiadores chilenos han investigado y reinterpretado muchas cosas al respecto. Supongo que algún día tendré que abordar el tema con mayor profundidad.

Felices fiestas, igualmente, y saludos.

Related Posts with Thumbnails

¿Cuál miniblogoserie debería recibir primero una continuación en la Guillermocracia?